Nuestro principal objetivo

Transformar la crisis social y económica, en la que se encuentra el Magdalena, que antecede a la pandemia y sigue sin resolver a pesar de las promesas de muchos. Convocar al diálogo y al encuentro, respondiendo al cansancio de la gente sobre la pelea constante de los políticos.

Somos enemigos de los prejuicios que nos alejan a unos de los otros, del conflicto sin sentido que no ofrece soluciones, sino que agrava los problemas y del conformismo, que nos hace pensar que no podemos aspirar a un Magdalena grande.